viernes, 20 de abril de 2012

Julio Verne - Viaje al centro de la Tierra

Hoy tocan aventuras, y que mejor autor que Julio Verne para vivir situaciones increíbles y fantásticas. Este es un libro que recomiendo encarecidamente a todo aquel que haya soñado con ser aventurero, y con ver más allá de nuestro entorno, y por supuesto a todo el mundo que quiera conocer esta impactante pero magnífica aventura.

 Es una novela de ciencia ficción publicada en 1864 por el archiconocido Julio Verne. En ella se narran las aventuras de tres personajes en su búsqueda del centro de la Tierra a través de las profundidades del globo terráqueo.

Primero hay que decir que el artífice de esta gran aventura es sin duda el profesor Otto Lidenbrock (mineralogista y geólogo alemán), que al descubrir dentro de un libro un documento encriptado, en el que se explica la entrada hacia el centro del mundo y cuyo autor es Arne Saknussemm, decide poner toda su energía y empeño en el viaje.
Se lleva consigo a su sobrino Axel, el cual además de ser el narrador de la obra, también sigue los pasos de su tío en cuanto a profesión, sin embargo no comparte en absoluto el entusiasmo de su tío, por lo que se ve arrastrado a las entrañas de la tierra con mucha resignación.
Además de estos dos personajes, se encuentra el guía que va con ellos hasta el final, llamado Hans. Es un finlandés impasible que sólo habla danés (se comunica solamente con Lidenbrock ya que Axel no conoce su lengua) pero no deja de ser un personaje muy interesante.

En cuanto a los personajes he de decir que se les coge mucho cariño, y son totalmente diferentes entre ellos:
- Lidenbrock tiene muy mal genio y es un hombre excesivamente impaciente, aún así es una eminencia en su campo, reconocido por sus colegas y por la comunidad científica, además de que habla bastantes lenguas y
su entusiasmo no tiene fin.

- Hans es un personaje que habla danés por lo que no interactúa tan directamente ni con los lectores ni con Axel,(que es el narrador) solo se comunica con Lidenbrock que lo traduce, sin embargo su presencia se hace imprescindible y es fundamental para la supervivencia en el viaje. Se le acaba cogiendo mucho cariño y es el "hombre para todo" ya que es el que mejor se desenvuelve en cualquier situación. Eso si, sin dejar su impasibilidad ni su imperturbabilidad.

- Axel es además del narrador de la obra, el gran sufridor de ésta. El pobre quiere casarse con la pupila de su tío y realmente le parece una locura el viaje, además de imposible, pero aún así se resigna y a regañadientes va con su tío. A mi me pareció divertidísimo este personaje, es un pilar para que la obra adquiera un tono jovial y optimista ( a pesar de ser el más pesimista de los tres), y le ocurren las peores situaciones, sin embargo no sé cómo lo hace porque es encantador.


Es un libro que me hizo sentir como si estuviera dentro de la aventura acompañando a los protagonistas, y que recreó en mi mente todas las cosas maravillosas y fantásticas que se encontraron.

La parte que más me sorprendió es en la que llegaron al "mar" iluminado por energía eléctrica, el cual estaba rodeado por una playa llena de criaturas y vegetación gigantescas y extintas, además de una sorpresa enorme que no desvelaré ( y que los propios personajes no daban crédito). Esa parte fue la más fantástica de todas, en la que todo podía ocurrir ya y la más mítica.

Durante toda la novela, Axel se pregunta cómo van a conseguir salir de allí y parece que los guía un ángel de la guarda porque realmente hay situaciones en las que se salvan por un pelo.

Es un libro que recomiendo con vehemencia porque realmente es una joya de la literatura, y además uno parece que está dentro de la novela viviendo las aventuras, mejor que ver cualquier película en 3D.


Julio Verne es un autor prolífico muy conocido por sus obras fantásticas y de ciencia ficción, que parecía adelantarse al futuro en algunas de sus obras, ya en invenciones como el submarino, el helicóptero o las naves espaciales como acontecimientos históricos como el viaje a la Luna o el descubrimiento de los polos. Muy interesante ¿verdad?.


Nació en Francia en 1828 y murió en 1905. Fue una persona que quería aprender y devoraba libros, tenía una visión científica e imaginativa muy desarrollada y viajó por el mundo además de conocer a diversas personalidades como a los dos Alejandro Dumas, padre e hijo.Se casó y tuvo un hijo llamado Michel.

Entre sus obras se encuentran algunas mundialmente conocidas como : La vuelta al mundo en ochenta días, Veinte mil leguas de viaje submarino y De la tierra a la Luna, pero también tiene muchas más obras interesantes y que espero poder leer y comentar aquí.

Por último dejo una cosa curiosa sobre su tumba en el cementerio de La Madeleine, en la cual hay una escultura hecha por Albert Roze, representando al escritor saliendo de la tumba, y que popularmente se conoce con la frase " Hacia la inmortalidad y la eterna juventud". La frase lo dice todo.





1 comentario:

LaraDeMorgan dijo...

Hola!

Leí este libro hace algunos años y me quedé encantada. Nunca pensé que fuese a encontrar una historia llena de aventuras y con un tono fresco y ameno.

Me gustó mucho el grupo de expedición formado por Axel, Linderbrock y Hans. De éste último tengo que decir que me impresionó su forma de ser, esa imperturbabilidad de la que hablas en la entrada.
Si me lo permites, yo también recomendaría la lectura de esta novela a todo el mundo, pero en especial a los lectores ávidos de aventuras. No les defraudará.

Gracias por la entreda,un saludo!