miércoles, 18 de abril de 2012

Antonio Machado. Poesía

Es uno de mis poetas preferidos, y sus poemas abundan en mi libro de poesía, en el cual recojo las que más me gustan de diversos autores.

Hablando un poco de su vida a grandes rasgos, Antonio Machado (1875-1939) nació en Sevilla y se educó con su hermano Manuel. En 1902 viaja a París y conoce a Rubén Darío, con quien entabla amistad. En España conoce a Juan Ramón Jiménez, Valle Inclán y Miguel de Unamuno.
En 1907 consigue la cátedra de Francés del Instituto Soria y en 1909 se casa con Leonor. Vuelve a Francia un tiempo después y recibe clases de Henri Bergson.

En 1912 muere Leonor y es nombrado catedrático del Instituo de Baeza, donde estudia Filosofía y se licencia en 1918. En 1927 es elegido miembro de la Real Academia Española, y al año siguiente aparece una nueva mujer en su vida, a la que llama Guiomar en su poesía.
Cuando estalla la Guerra Civil, se alía con la causa republicana, y al final de la guerra se exilia a la localidad francesa de Colliure donde muere.

En referencia a su concepción poética y temática, Machado definió la poesía como el " diálogo de un hombre con su tiempo".

El tiempo es uno de sus grande temas, así como el sueño y el amor, por los cuales también expresa su preocupación por lo temporal. Para él el sueño forma parte del conocimiento, por lo tanto lo sueña todo ( el tiempo, la vida, la naturaleza) y el sentimiento que aparece en esos sueños es de hastío principalmente.

El amor también aparece de forma personal, con poco erotismo, en el cual se representa a la mujer amada de una manera etérea, como una ensoñación. Además hay alusiones a la falta de amor, lo que le causa pesar.

Sus obras son : Soledades.Galerías.Otros poemas ( 1903- añadiendo Galerías en 1907), Campos de Castilla (1912 - aumentada en 1917), Nuevas canciones (1924), Canciones a Guiomar, De un cancionero apócrifo y Poesías de la guerra.

Los temas que aparecen en Soledades son la temática recurrente en toda su producción poética: el paso del tiempo, los sueños, la juventud perdida.
En este volumen hay diálogos con elementos como las estaciones, el amanecer, la noche... que se personifican haciendo preguntas que no tienen respuesta y que dejan al autor reflexionando y con tristeza.

Los símbolos en Soledades :

- La tarde : símbolo del decaimiento, triste y melancólica
- El agua : símbolo de vida en su poesía juvenil; por otro lado símbolo de la  monotonía, la eternidad del dolor.
- La fuente : símbolo del recuerdo que revela un pasado de pena y tristeza.
- El huerto : simboliza la ilusión, el recuerdo infantil.
- El jardín : se relaciona con la tarde y la fuente, siendo un lugar húmedo, oscuro y triste.
- Los caminos : son a veces trayectorias reales por las que ha pasado el poeta, y otras son caminos de la vida que llevan al ocaso.

Me gusta la visión que transmite de sus sentimientos o experiencias, ya que lo hace de una manera que no es catastrofista ni pesada, sino que parece que reflexiona su tristeza de una manera pausada y melancólica. Por otro lado la presencia de jardines, de la tarde y de la fuente a mi me gusta especialmente, ya que los describe como en una ensoñación, si bien es una característica que se reconoce muy bien en su poesía como decía antes.

Dejo aquí algunos de sus poemas :


                                                           Llamó a mi corazón

                                                 Llamó a mi corazón, un claro día,
                                                 con un perfume de jazmín, el viento.

                                                 - A cambio de este aroma,
                                                  todo el aroma de tus rosas quiero.

                                                 - No tengo rosas; flores
                                                  en mi jardín no hay ya; todas ha muerto.

                                                 Me llevaré los llantos de las fuentes,
                                                 las hojas amarillas y los mustios pétalos.
                                                 Y el viento huyó....Mi corazón sangraba.

                                                Alma ¿ qué has hecho de tu pobre huerto?
 



                                                                      XXXIV

                                                   Me dijo un alba de la primavera:
                                                   yo florecí en tu corazón sombrío
                                                   ha muchos años, caminante viejo
                                                   que no cortas las flores del camino.

                                                   Tu corazón de sombra, ¿ acaso guarda
                                                   el viejo aroma de mis viejos lirios?
                                                   ¿Perfuman aún mis rosas la alba frente
                                                   del hada de tu sueño adamantino?

                                                    Respondí a la mañana:
                                                    solo tienen cristal los sueños míos.
                                                   Yo no conozco el hada de mis sueños:
                                                    no sé si está mi corazón florido.

                                                    Pero si aguardas la mañana pura
                                                    que ha de romper el vaso cristalino,
                                                    quizás el hada te dará tus rosas,
                                                    mi corazón tus lirios.



                                                                      Poema V

                                                        El sol es un globo de fuego,
                                                        la luna es un disco morado.

                                                        Una blanca paloma se posa
                                                        en el alto ciprés centenario.

                                                        Los cuadros de mirtos parecen
                                                        de marchito velludo empolvado.

                                                        ¡El jardín y la tarde tranquila!...
                                                        Suena el agua en la fuente de mármol.


P.D: Las magníficas y realmente fantásticas pinturas son de Santiago Rusiñol sobre los Jardines de Aranjuez.
                                                    
                                       

1 comentario:

LaraDeMorgan dijo...

Una entrada excelente.

No conozco mucho la obra poética de Antonio Machado, sin embargo esta entrada invita a investigar sobre ella.
Además me gustan los temas a los que recurre el poeta: el tiempo, el sueño y el amor.

Un saludo!