jueves, 15 de enero de 2009

Madeleine. El ajenjo - Ramón Casas


Buf, este cuadro de Ramón Casas (Barcelona 1866- 1932) me parece que transmite un montón de sensaciones.
Ya en primer lugar llaman la atención los ojos de la retratada, esa mirada melancólica y tristona que forman su expresión. Está en Le Moulin de la Galette, lugar que fue retratado por muchos pintores de la época como por ejemplo Renoir, que hizo un cuadro que lleva el mismo nombre que el sitio.
También sorprende la postura de la mujer, que además, está fumando un puro y tomando una copa de ajenjo. Este comportamiento de una mujer sola decía mucho en aquella época y se la consideraba una "mujer emancipada".
El fondo consiste en simples pinceladas y toques que crean sensación de multitud o gentío en pleno bullicio, en el café de la época.

Pero en serio, lo que más me fascina de la obra es el rostro de Madeleine - que en realidad era una modelo de la época que fue retratada por más artistas, como Toulouse Lautrec - con esa expresión de amargura y melancolía.

Da la sensación, por lo menos para mi, de que quiere estar sola a causa de un desengaño y que mira con recelo y tristeza al resto del mundo. Es fascinante.

Un Saludo!! ^^

3 comentarios:

camdem dijo...

Tienes razón, su mirada no tiene precio. Casas logra hacer de su cara un poema. Muy buen cuadro, merece la pena visitarte. Un saludo

NOSFERATU dijo...

Se me hace que a esta dama alguien la dejo plantada. Excelente cuadro no conocía la obra de Ramón Casas, se ve muy bien esta obra, su afinidad a los impresionistas, por otro lado me facina el color y el diseño de la blusa roja, que tiene un contraste muy marcado con la palidez de su tristeza, el espejo y las figuras que se reflejan a su espalda es digno de mención, Gracias por recetarnos esta píldora de arte, ya que los melancólicos de amor, necesitan anti depresivos del arte, que hagan menos difícil su ansiedad en la búsqueda del ser amado. Besos tronadores en mejillas y un fraternal y eufórico abrazo de oso.;)

Lorien Black dijo...

¿Recuerdas dónde vimos por primera vez éste cuadro?
¿Recuerdas qué es lo que me dijiste?

Eres única, y siempre lo serás, estés donde estés.